jueves, 9 de abril de 2015

Expresividad artística y teatral para educar sobre basura e higiene

Deja un comentario



¡Hola a todos desde la Mozambique austral!

Voy a empezar entonando el “mea culpa” porque en esta IV Fase del proyecto tengo un pelín abandonada la escritura más prolija que requiere el blog. Pero la verdad es que al estar actualmente sin Logista local y acabando los días cansada; me está siendo más cómodo, fácil y rápido subir al Facebook de AHUIM pequeñas notas, fotos… para seguir, de otra forma, difundiendo nuestro proyecto.

Dicho esto, os adelanto un par de nuevas actuaciones en infraestructuras de nuestras áreas Educativa y de Codesarrollo, que hemos aprobado para este inicio de fase y que, de hecho, ya llevamos varias semanas ejecutando:

   — La rehabilitación interior y exterior de un bloque de aulas de la Escuela Primaria de 1º y 2º Grado de Maringanha, cuyas obras empezaremos el 8 de mayo, aprovechando el parón vacacional del primer trimestre.
   — La construcción con material convencional (bloques y cemento) del taller de costura de uno de nuestros alfayates de la Tienda Justa y Solidaria, que era un precario alpendre (chamizo) de bambú, que se estaba ya cayendo.

De todo ello, así como de las demás acciones del proyecto que paralelamente seguimos desarrollando en Pemba os las mostraremos en futuros post.

Grupo de vecinas del barrio de Wimbe esperando a que empecemos con la actividad

Ahora quiero centrarme en enseñaros la actuación en materia de Salud e Higiene que titula esta entrada y que  se refiere a una acción conjunta que empezamos en la Fase III con los alumnos de la Universidade Lúrio (UniLúrio) en los barrios Nanhimbe/Eduardo Mondlane y Wimbe, con el objetivo de ayudar a mejorar las pésimas condiciones de saneamiento en el ámbito del tratamiento y depósito de basura.

El tema del saneamiento público-urbano y privado-particular es, honestamente, uno de los grandes, grandes problemas que sufrimos la gente en Pemba. Sobre todo, cuanto más alejado del centro de la ciudad o más a espaldas de la playa —lugar turístico— vives.
  
Una de las "calles" principales del extenso barrio de Cariacó, donde la basura lo inunda todo

Las causas son varias: desde la inoperancia y dejadez de las autoridades municipales —me niego a hablar de falta de dinero porque, en Pemba actualmente, “haberlo haylo”, se trata en todo caso de prioridades políticas—; hasta, la verdad es que también, la falta de una educación y conciencia cívica por parte de una población muy humilde y, mayoritariamente, analfabeta.

Y sobre éste último aspecto, el educativo in situ, hemos estado actuando de la mano de los alumnos de la disciplina Desarrollo Comunitario, que tutoraba en la UniLúrio el profesor español Sergio Garrido y al que, desde aquí, le agradecemos su gran esfuerzo y colaboración con nuestro programa, deseándole todo lo mejor en su nuevo destino en Quito (Ecuador) en un programa de protección de la Amazonia.

Los alumnos impartiendo el taller ante las autoridades vecinales del barrio de Nanhimbe/Eduardo Mondlane

Volviendo a lo nuestro, os comentaré que para la actividad de basuras y salud ideamos una serie de talleres educativos muy directos y atractivos, que hemos impartido tanto ante las autoridades vecinales como en diversos quintales —espacios exteriores de las casas—, bajo la sombra de algún árbol. 

Ahí, sobre la arena, con la ayuda de los chefes de quarteirão —jefes de una manzana, de una cuadra de casas— convocábamos a los vecinos para impartirles cuatro nociones básicas sobre higiene/tratamiento de residuos tanto en su lengua, Macua, como en portugués; sirviéndonos sobre todo de soportes visuales fáciles de retener. Volvemos a aquello de: una imagen vale más que mil palabras.

Sobre estas líneas, el profesor Sergio Garrido presenta a los alumnos 
Arriba y abajo, los alumnos explican conceptos básicos con las láminas dibujadas
Los universitarios han sido los encargados de ejecutar de principio a fin con nuestro asesoramiento técnico. Han redactado los guiones de los talleres y, posteriormente, expresado esas ideas centrales en sencillos dibujos sobre cartulinas, que son fácilmente entendibles para gente más mayor o con un nivel educativo muy bajo. De igual forma, llevábamos ejemplos de los diversos tipos de residuos, orgánico/no orgánico, para que la gente aprendiera a diferenciar cómo depositar o aprovechar cada basura.

Fueron ellos mismos, los chavales de la UniLúrio, los que nos propusieron representar una pequeña pieza teatral que concienciara sobre la basura y los riesgos para la salud.  Aquí en Mozambique, como en muchas otras partes de África, todo lo que sea teatro y música fascina… Y, efectivamente, ha sido tal el éxito que a más de uno de nuestros alumnos, igual le hace replantear su carrera académica por otra artística.

Para cerrar, aquí van algunos primeros planos tomados durante nuestras intervenciones:

 
El 95% de nuestros oyentes son mujeres, pero algún que otro hombre también asiste :-)



Beijos e muito obrigada. Seguimos juntos !
Lara                     


Pemba, 5 de abril de 2015

0 comentarios:

Publicar un comentario